Artesanía en cada prenda

Artesanía en cada prenda

Tu prenda Bondesio es única. No solo porque has podido elegir la combinación de colores e incluso de materiales. Es única porque está confeccionada a mano, por las modistas que trabajan en nuestro taller. Es un proceso de artesanía textil.

Cada prenda de Bondesio es artesanía. Te vamos a contar el proceso para confeccionar esas alpargatas que tienes, ese pequeño bolso Alicia, la shopping bag… Sí, incluso cada una de nuestras mascarillas son prendas únicas.

 

Cada Bondesio son años y años de experiencia para hacer, de forma artesanal, cada pieza. Solo de esta forma podemos transmitir la delicadeza y la perfección a cada complemento.

Artesanía, paso a paso

Cada complemento que sale de nuestro taller lleva horas de confección y pasa por varias manos. Nuestras costureras revisan cada detalle, desde el corte hasta el último bordado.

Las telas de ese Bondesio que tanto te gusta

Las telas son nuestra pasión. Las telas transmiten muchísimas emociones, por eso cada día manejamos un montón de telas, de texturas, de colores. Por encima de todas las telas está nuestra musa, la tela Brisa, un tejido técnico, lavable y muy versátil, que utilizamos en bolsos, alpargatas y un montón de complementos.

Los patrones, la clave de cada confección

Cada prenda tiene su patrón, claro está. Pero nuestros clientes a veces nos piden algún cambio, por lo que acabamos teniendo patrones casi personalizados. ¡Nos encanta añadir ese detalle que hace a tu bolso único en el mundo!

El detalle en cada prenda

A la hora de confeccionar la prenda nos gusta cuidar los detalle. En las tres máquinas de coser del taller, nuestras chicas van dando forma a las telas cortadas según los patrones elegidos y cuando se acaba el cosido con la máquina, llegan los detalles hechos a mano.

 

Seguramente no imaginabas cómo se confecciona cada prenda, por eso queríamos enseñarte estos “secretos de taller”. Por cierto, ¿sabías que nuestras alpargatas, además de artesanas, se cosen cómo lo hacían los alpargateros de antaño?

Para coser la suela de la alpargata a la tela (esto se llama capellar)  utilizamos hilo de cáñamo y para ello se emplea la aguja de capellar, conocida también como aguja salmera. Para capellar, nos cubrimos la palma de la mano derecha con la zapatilla, una pieza metálica de forma circular con la superficie rugosa a base de un ligero punteado que hace las veces de dedal y que sirve para empujar a la aguja en el capellado .

 

cosiendo alpargatas

De esta forma, las alpargatas Bondesio que tienes es muy especial, una prenda para tus pies que dura la misma medida que el cariño y esmero con que la confeccionamos: ¡un montón!

Tags:
No hay comentarios

Sorry, the comment form is closed at this time.

Abrir chat