De kaftanes y alpargatas

Desde Buñuel no veo el mar, pero lo siento. A poco más de 200 kilómetros al norte está San Sebastián (¡Qué bonita siempre!); hacia el este, y a más o menos 300 kilómetros, Cambrils y toda la costa catalana, la cual adoro y visito a la mínima que tengo ocasión. La playa, un lugar y un estado mental, es a donde voy cada vez que me corto, diseño o me pongo un kaftán. Por eso los hacemos, uno a uno y de manera artesanal, porque cada vez que en Bondesio cosemos uno es como poner los pies en la arena y la cabeza mirando hacia al mar.

Los kaftanes son parte de nuestra historia y de mi armario; como los pañuelos en la cabeza, no podría vivir sin ellos. Porque los llevamos desde hace décadas -¿acaso existe una prenda más cómoda?- y porque los que confeccionamos en el taller desde que son tendencia. De seda o algodón rayas si hablamos de la colección Llasera by Bondesio, hecha mano a mano con mi querida Tania Llasera; o de tejido bámbula algodón si hacemos referencia a nuestra colección de básicos, los kaftanes que hemos preparado para este verano están disponibles en colores lisos (negro, coral, rosa pastel, blanco, verde agua y color caldero) con los vivos en contraste . Lo siento, no puedo remediarlo, creo en los colores como modo de vida y más para vestir.

Hechos en nuestro taller de Bondesio y como todo lo que sale de aquí, siempre de manera artesanal, quiero que mi prenda favorita del verano sea también la tuya. ¿Cómo? No solo con un patrón comodísimo con el que ir a cualquier parte (yo, en el pueblo lo llevo 24/7, y también en la playa), y personalizándolos para cada una de vosotras. Nuestros kaftanes son de talla única, pero podemos cambiar el largo si lo necesitas. Uno para todas y todas para uno. Ya conoces nuestro lema.

Y si el verano es tiempo de kaftanes, también lo es de alpargatas, sombreros y pamelas. Para mi este combo es perfecto, pues creo que no hay nada menos pretencioso y apetecible que un vestido holgado y unas esparteñas ligeras. Y en la cabeza, uno de nuestros accesorios estrella para protegernos del sol, para bañarnos y para ser las más estilosas.

De campo, playa y de ciudad, nuestras alpargatas Bondesio integran la tradición de la artesanía en la moda actual. Las cosemos a mano en el taller sobre una suela plana de trenza de yute y capa de goma. Disponibles en varios modelos, uno de ellos incluso con tus iniciales bordadas, son cómodas, frescas y perfectas para combinar con vestidos estampados, si las eliges lisas; o con vestidos minimalistas si prefieres tus alpargatas con dibujos o formas más llamativas. 

 Y en el bolso o en el capazo, un sombrero o pamela Bondesio. Transpirables, con diferentes diseños y colores y todos ellos moldeables, conservan su forma incluso si los mojas en el mar o en la piscina. Por supuesto, están cosidos a mano y si un día nos cruzamos en la calle verás que siempre lo llevo puesto, o en el bolsillo trasero de mi pantalón.

Tengas o no cerca el mar, los kaftanes, las alpargatas y los sombreros de Bondesio te lo acercan. La playa es uno de mis lugares favoritos en el mundo, pero cuando estoy en el patio de mi taller,  también es mi estado mental.

Marta B.

Share:

Artículos relacionados

De kaftanes y alpargatas

Desde Buñuel no veo el mar, pero lo siento. A poco más de 200 kilómetros al norte está San Sebastián (¡Qué bonita siempre!); hacia el

Todas somos Bondesio

Bondesio, piezas únicas llenas de personalidad confeccionadas artesanalmente en nuestro taller. Diseños exclusivos hechos a mano.

Un kaftan para muchas ocasiones

Cuatro manos y una idea. Dos de Tania Llasera, dos de Marta Bondesio, y la necesidad de lanzar una colección juntas con una finalidad, la

¿Quieres conocer antes que nadie nuestras nuevas colecciones y ofertas?

Suscríbete a la NEWSLETTER de la comunidad Bondesio.

No te llenaremos el buzón de spam, solo de las últimas novedades en nuestras colecciones.

Ya formas parte de la comunidad Bondesio, ¡mil gracias! No necesitas hacer nada más :-)